Ojos secos

El “síndrome del ojo seco”, un problema habitual entre los ancianos, y actualmente también muy frecuente entre la población activa. El trabajar muchas horas frente a pantallas de ordenador y después mantener nuestra vista fija en las pantallas de los móviles y las tablets , suelen ser la causa principal de este problema que se caracteriza por tener en los ojos picor, sequedad, enrojecimiento, inflamación de los párpados e incluso visión borrosa.

Otras causas que llevan a tener el “ojo seco” son:

–         la contaminación ambiental

–         el humo del tabaco

–         la calefacción y el aire acondicionado

–         algunos medicamentos como anticonceptivos, antialérgicos, ansiolíticos, antidepresivos y diuréticos

–         el uso de lentes de contacto

–         una dieta pobre en vitamina A, vitamina E y omega-3

–         algunas enfermedades como la diabetes mellitus, la hepatitis C y la artritis reumatoide

–         cirugía ocular con láser

Es importante tratar el ojo seco porque no sólo aliviaremos la sensación desagradable que nos provoca, sino que además estaremos previniendo lesiones en la córnea y mantendremos la agudeza visual. Las medidas a tener en cuenta son:

  1. Evitar las corrientes de aire, el aire acondicionado y la calefacción excesivamente elevada
  2. Parpadear frecuentemente
  3. Llevar gafas de sol al salir a la calle
  4. Intentar incrementar en la dieta diaria alimentos ricos en Omega-3, vit A y vit E                                                                                                                                         http://www.salutsalut.com/omega-3/    http://www.salutsalut.com/en-verano-vitamina-a/    http://www.salutsalut.com/vitamina-e/
  5. Limpiar los párpados con toallitas especiales de limpieza ocular, de una a dos veces al día. Son toallitas estériles individuales, impregnadas con sustancias hidratantes, refrescantes, calmantes y relajantes.
  6. Aplicar diariamente lágrimas artificiales. Como tratamiento de mantenimiento, se ponen tres veces al día, pero si es necesario porque las molestias son importantes, pueden usarse a demanda, tantas veces como sea necesario. Hay lágrimas artificiales que pueden usarse incluso llevando puestas las lentillas. Si tenéis una sequedad ocular importante o unos ojos extremadamente sensibles, optar por la lágrima artificial sin conservantes

Cuando notéis estas molestias oculares, optar por usar lágrimas artificiales y no adquiráis gotas descongestivas para aliviar el enrojecimiento del ojo como Vispring o Visadrón, puesto que sí es cierto que en pocos minutos consiguen que el ojo este blanquísimo, pero su uso prolongado incrementa la sequedad y con ello el riesgo a lesionar la córnea, además de acabar generando debajo de los ojos unas antiestéticas “bolsas” debido a su acción vasoconstrictora.

 

Salut!!

 

 

Deixa una resposta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *