En verano, vitamina A

La vitamina A es indispensable para que nuestro organismo se mantenga en buen estado. Sus funciones principales son:

  1. Mantiene y repara los tejidos corporales
  2. Favorece la resistencia a infecciones
  3. Hace posible una correcta visión
  4. Indispensable para el correcto desarrollo del sistema nervioso y del crecimiento óseo

Teniendo en cuenta estas funciones, es evidente que si no ingerimos suficiente vitamina A, a lo largo del verano podemos padecer múltiples problemas y enfermedades asociadas al sol, el calor, las piscinas, los aires acondicionados… Os anoto una lista de los problemas más habituales en verano por déficit de esta vitamina:

–         Sequedad ocular y problemas visuales más graves

–         Piel reseca y escamosa, con tendencia a desarrollar dermatitis e infecciones cutáneas por hongos y bacterias

–         Mucosas resecas y debilitadas, viéndose principalmente afectadas la boca y la garganta, apareciendo llagas, infecciones por hongos, afonías y faringitis

–         También se puede lesionar la mucosa interna del oído, produciéndose otitis frecuentes

Los alimentos que aportan más vitamina A son:

  1. Carne y derivados: hígado, patés y foie gras
  2. Pescado y marisco: pez espada, sardina, atún, boquerón, caballa y almejas
  3. Leche y derivados: leche de vaca, quesos grasos, mantequilla
  4. Frutas, verduras y hortalizas: zanahoria, tomate, pimiento, lechuga, endivias, escarola, guisantes, espinacas, acelgas, calabaza, melón, papaya, mango, melocotón y albaricoques secos
  5. Otros: huevos de gallina y margarina

Acordaros de introducir estos alimentos en la dieta habitual y vuestro cuerpo tendrá la vitamina A necesaria para superar el verano sin problemas.

Salut!!

Deixa una resposta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.